Estas Navidades tres han sido las iniciativas que han colaborado con Juneren Hegoak: el maratón solidario de zumba de navidad celebrado en Galtzaraborda, el Kontxapuzon y la San Silvestre de Errenteria. Con estas actividades deportivas se han recaudado más de 3000 euros que se van a emplear para ayudar a nuestras familias.

Hay que reconocer la labor de muchos voluntarios de Juneren Hegoak, que han participado en las pruebas deportivas in situ, mostrando no sólo su buen estado físico sino también su apoyo a la asociación en iniciativas de este tipo, que tanta falta hacen recaudar y, sobre todo, para dar a conocer nuestra labor y concienciar. Es reseñable igualmente el tesón de las chicas de merchandising, que se llevan el stand con los productos de sitio a sitio y que atienden siempre con una sonrisa a todos los que se interesan por nuestros productos o por nuestra asociación.

Y qué decir de todos los que están atendiendo de forma directa a las familias de Juneren Hegoak, que están día a día con esos campeones que son el eje central de la asociación y que, sin ellos, no tendríamos esa fuerza que nos empuja a trabajar en esta gran causa.

Sí, hemos conseguido fondos estas Navidades, pero lo más importante es todo lo que se consigue día a día, gracias a la labor de muchos voluntarios que forman la gran familia de Juneren Hegoak. Este 2018 seguiremos trabajando y colaborando en todos los eventos a los que se nos invite para llevar las alas de June donde haga falta, y damos las gracias a los organizadores de estos tres eventos celebrados en navidades por haber pensado en nosotros para colaborar con su inscripción solidaria.

Esta entrada también está disponible en: Euskera