Se acaba de presentar en la sede de Keler de Donostia la iniciativa Ametsen Bidea, un reto cuyo portagonista es Arkaitz Erice “Kalu”. Este deportista recorrerá la costa gipuzcoana corriendo desde Mutriku hasta Hondarribia. Serán alrededor de 120 km. A su paso por Lezo, su localidad natal, estaremos esperándoles los amigos de Juneren Hegoak y Markelen Irria para darle ánimos y acompañarle en sus últimos kilómetros, arropándole con las alas de June.

El objetivo de este reto es realizar una jornada solidaria con el fin de recaudar fondos para continuar con el proyecto impulsado por la asociación Super Hache de humanización del hospital materno infantil, además de continuar con el tratamiento “terashuit” para poder mejorar la calidad de vida del niño Markel Merino que padece una parálisis cerebral congénita.

En concreto, con el proyecto de Super Hache, se quiere dar prioridad a la humanización de la sección de urgencias, oncología y tercera planta del materno infantil. La intención es mejorar la experiencia del niño por medio de la adecuación de espacios hospitalarios más humanos. Ya se ha comenzado a dar vida a esas paredes y espacios. Todo está quedando precioso. Sin embargo, tenemos que seguir con ello y, para ese fin, hay que recaudar dinero.

Por tanto, desde Juneren Hegoak, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para acercarse a la plaza Karlos Saldise de Lezo y tomar parte de esta iniciativa. Sobre las 4 de la tarde se dará comienzo a una fiesta solidaria con música, actuaciones, parrillada, fuegos artificiales, payasos, magos, así como cabezudos y gigantes. Todo lo recaudado estará destinado a mejorar la vida de los niños enfermos. Desde Juneren Hegoak, además, donaremos lo recaudado con la venta de nuestras pulseras.

Animaros y venid! Tomemos conciencia de lo importante que es ayudar y alegrar la vida de las familias que tienen niños pequeños enfermos. Nosotros aletearemos las alas de June el próximo 27 de mayo a favor de la iniciativa Ametsen bidea…y tú?

 

Esta entrada también está disponible en: Euskera