Hoy he vuelto a ver tu camita,

lo que tus ojitos miraban cuando estabas allí,
esos dibujos en el techo
con los que jugabas en tu imaginación,
esos animalitos
que alegraban tu corazón.